A TODOS AQUELLOS A LOS QUE TUVE LA OPORTUNIDAD DE CONOCER EN LAS AULAS Y AHORA SON GRANDES PROFESIONALES DEL MARKETING…

El pasado jueves tuve el honor de ser galardonado con el “Premio del Mejor Profesional del Marketing”, dentro la ya tradicional e importante gala que anualmente organiza el Club de Marketing de Málaga.  Este reconocimiento, obviamente, es fruto más del cariño y amabilidad de mis compañeros de la junta directiva del Club que de mis méritos profesionales. Pero lógicamente, no puedo ocultar la gran satisfacción y estímulo que ha supuesto este bonito gesto conmigo. Por ello, en primer lugar, quiero agradecer muy sinceramente a todo el equipo del club su consideración hacia mi persona.

Por otra parte, quiero aprovechar esta ocasión para agradecer y dedicar este reconocimiento a todos aquellos antiguos alumnos, con los que en estos casi treinta años dedicados a la docencia del marketing, he tenido la suerte de compartir, en algún momento de sus vidas, su formación y actualmente se han convertido en magníficos profesionales del marketing.

Como profesor universitario, personalmente, lo que me resulta más gratificante es volver a encontrarme en el transcurso del tiempo a muchos de estos antiguos alumnos, que ellos te recuerden y especialmente poder comprobar que están ocupando puestos de responsabilidad y/o desarrollando su carrera profesional dentro de este ámbito profesional.  El pasado jueves, en la gala del club, pude compartir ese importante momento con muchos de ellos, pero quiero hacerlo extensivo a todos esos miles de antiguos alumnos con los que he coincidido en algún momento de su formación. Obviamente, soy totalmente consciente que hoy estén ocupando puestos de responsabilidad y que muchos de ellos hayan alcanzado el éxito profesional es únicamente fruto de su esfuerzo y el mérito es personal de cada uno de ellos. No obstante, resulta muy gratificante poder pensar que quizás en algunos de estos casos, desde una universidad pública, a menudo injustamente cuestionada de manera generalizada, pudimos transmitirles al menos la ilusión o el interés por desarrollar su carrera dentro de este mundo del marketing.

Además, tengo la gran satisfacción que, tras el paso de los años, muchos de aquellos antiguos alumnos ahora son compañeros de trabajo, colaboradores en algunos de nuestros proyectos universitarios, ponentes en posgrados, seminarios y conferencias y/o nos hemos convertido en sus clientes. Pero especialmente me satisface de manera especial poder decir que ahora son grandes amigos, a los que cada vez que acudo para pedirles su colaboración responden de manera inmediata con total predisposición. Siempre que he tenido la oportunidad he recurrido a ellos para que vuelvan a las aulas a contar su experiencia a los futuros profesionales o he tratado de involucrarlos en algún proyecto.

Quiero también pedir disculpa a muchos de ellos, con los que quizás en alguna ocasión nos hemos cruzado y no les he reconocido inicialmente, haya tenido la torpeza de cambiarles el nombre o confundirles con otros compañeros. Pero resulta prácticamente imposible poder cuantificar, después de casi 30 años de docencia en infinidad de titulaciones, posgrados, cursos y seminarios de diversa naturaleza, los miles de personas con los que he tenido la oportunidad de compartir algún momento en esa gran etapa de la vida que es la formación.

A todos ellos, muchas gracias y seguimos en contacto.

EM9A7428-001

No se admiten más comentarios